Argentina: El gobierno legaliza el autocultivo y la venta de cannabis medicinal.

En una histórica medida legislativa, el gobierno argentino ha modificado el reglamento de la Ley 27.350 sobre el uso medicinal de la marihuana.

Publicado en el Boletín Oficial, el Decreto 883/2020 autoriza el autocultivo o “cultivo solidario controlado” para quienes se inscriban previamente en el Registro del Programa de Cannabis (Reprocann). Además, reconoce que “es imperativo crear un marco regulatorio que permita el acceso y la protección oportuna, segura e inclusiva de quienes necesitan utilizar la cannabis como herramienta terapéutica”.

Los pacientes primero

Mediante un anexo al Decreto se establece que tanto el Estado como las compañías de seguros médicos deben garantizar a los pacientes el acceso a la marihuana medicinal. También se menciona la importancia de la investigación clínica y el control de calidad de los productos a base de cannabis.

Este marco jurídico permite la producción de “formulaciones maestras”, que garantizan productos seguros, legales y asequibles. Éstos, a su vez, se pondrán a disposición del Banco Nacional de Drogas Oncológicas y de las farmacias autorizadas.

El decreto hace especial hincapié en las familias que actualmente se ven obligadas a recurrir al cultivo fuera del marco legal.

Reconoce que el papel del Estado es “regular adecuadamente el acceso al cultivo controlado de la planta de cannabis, así como de sus derivados, con fines de tratamiento médico, terapéutico y/o paliativo del dolor”.

En el nuevo conjunto de reglamentaciones también se señala que, actualmente, las restricciones legales y burocráticas relativas al acceso al aceite de cannabis y sus derivados son demasiado estrictas para los pacientes, y que los elevados costos de importación hacen que los productos sean también exclusivos desde el punto de vista financiero.

La nueva norma tiene por objeto eliminar esos obstáculos. Con este fin, el gobierno se ha comprometido a promover la investigación científica. Además, también se promoverá la capacitación de los profesionales de la salud, a fin de que acompañen adecuadamente a los pacientes y faciliten un acceso informado y seguro al cannabis medicinal.

Sólo el comienzo

No hace falta decir que este es un momento clave para el activismo de la marihuana en Argentina. Varias voces líderes del movimiento de la cannabis ya han celebrado la nueva medida.

Valeria Salech, presidenta del grupo de promoción Mamá Cultiva Argentina, reconoció la magnitud de este evento después de tantos años de espera.

Sin embargo, también señaló que esto es sólo el comienzo: “Nos compromete a seguir trabajando para ampliar los derechos. Muchas organizaciones en todo el país han puesto su cuerpo y su alma a trabajar estos últimos tres años y medio para celebrar hoy este derecho. Ahora tenemos que seguir trabajando por un marco regulatorio integral”.

Gabriela Cancellaro, directora de comunicaciones de Mamá Cultiva Argentina, comparte este sentimiento.

La regulación, explicó, “nos desafía como sociedad a seguir mejorando, y a trabajar por mejores leyes, que contemplen todas las formas de acceso, distribución y comercialización de la cannabis, para que nadie pierda la posibilidad de acceder a toda la planta”.

Asimismo, calificó este derecho como “un enorme avance y un gran compromiso”, y celebra la legitimación de las familias para acceder a la terapia que necesitan.

Esa es la lucha que hemos estado llevando: dejar de ser perseguidos, estigmatizados, criminalizados por defender nuestro derecho a la autonomía y a la salud”.

Un gran paso adelante

Los beneficios de esta regulación no se limitan a la asistencia sanitaria. Pablo Fazio, presidente de la Cámara Argentina de la Cannabis (ARGENCANN), destacó los beneficios económicos de legalizar la marihuana y promover su investigación.

“Es un gran paso adelante”, declaró. “Se comienza a abrir un espacio que nos permite despertar una agenda de desarrollo económico en torno a la marihuana en nuestro país, que hasta ahora estaba completamente prohibida”.

Fazio celebró el establecimiento de un marco legal que facilita el advenimiento del sector privado argentino en la industria de la marihuana. Destacó, a su vez, las múltiples oportunidades de desarrollo económico y productivo que esta industria puede ofrecer al país.

Foto: Matca Films.

Este artículo fue escrito por Marian Venini y publicado originalmente en El Planteo.

Share this post

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart