CBD y la fibromialgia.

Caracterizado por el tratamiento efectivo de síntomas en las enfermedades más comunes y crónicas de la salud, el CBD vuelve a destacar como una excelente opción para aliviar las dolencias que puede ocasionar una enfermedad tan dolorosa como la fibromialgia, encargándose no solamente de uno, sino de varios síntomas asociados a esta dolencia.

Gracias a las investigaciones que se han venido postulando en colaboración a la aceptación del CBD como medicamento terapéutico, este compuesto del cannabis que además no es psicotrópico, ha tenido gran relevancia en la industria de las medicinas, amenazando con ser un sustituto del tratamiento convencional o un complemento para lograr la correcta erradicación de complicaciones patológicas.

En este artículo exploraremos cuales son esos beneficios que el Cannabidiol nos trae para tratar la fibromialgia, comprobaremos que tan efectivo es el uso de los cannabinoides para el tratamiento del dolor y otros síntomas asociados a esta enfermedad, dejaremos a tu alcance los mejores métodos para usar este maravilloso compuesto y así poder aprovechar el 100% de sus beneficios.

 

La fibromialgia

Esta enfermedad se define por una alteración en la percepción del dolor, provocando que estímulos que normalmente son inofensivos, se vuelvan gravemente dolorosos, de allí el nombre de fibromialgia (dolor musculoesquelético), es más común en mujeres que en hombres, y puede atacar del 3% al 6% de la población, según lo establecido por la Asociación Nacional de Fibromialgia o FMA, esta afección a su vez puede estar asociada a otras enfermedades o sucesos como lo pueden ser, traumatismos físicos, cirugías, estrés psicológico grave o infecciones, recibiendo el nombre de fibromialgia concomitante.

Por otro lado, esta afección puede estar dada por causas desconocidas del organismo, por lo que se le da el nombre de fibromialgia primaria, esta puede aparecer en algún momento determinado de la vida, por consecuencia de una acumulación constante a través de los años, permitiendo el desarrollo de la enfermedad sin ningún motivo aparente, aún se mantiene en estudio la causa concreta de esta enfermedad.

Métodos como ejercitarse, la relajación y en general toda actividad que permita disminuir el estrés de una persona en su vida, puede ayudar al tratamiento de esta enfermedad sin cura, pero al desarrollar dicha afección, el paciente comienza a presentar síntomas como dolor y rigidez muscular generalizados, cansancio extremo, dificultades cognitivas como la incapacidad de concentración, el enfoque visual y la atención, así como también el suele presentar migrañas, cistitis intersticial, síndrome de intestino irritable, entre otros.

Los factores de riesgo podrían ser como ya se mencionó anteriormente, el tipo de sexo, la artritis reumatoide y los antecedentes familiares, ya que, si se tiene un familiar con esta enfermedad, las probabilidades aumentaran.

 

¿Qué opinan los científicos sobre el uso de CBD en el tratamiento de la FM?

Diversos son los estudios realizados hasta la fecha, que demuestran la acción de los cannabinoides en la disminución de los síntomas de la fibromialgia, a continuación, veremos algunos de ellos:

Primero que nada, es importante mencionar un estudio realizado en 2004, enfocado en descubrir que interacción tiene el sistema endocannabinoides con enfermedades crónicas como la fibromialgia, donde se demostró que la deficiencia de los endocannabinoides tiene una alta relación con la migraña, la fibromialgia, el SII, entre otras; en la FM los cannabinoides demostraron tener la capacidad de bloquear los mecanismos periféricos, gastrointestinales y espinales que promueven el dolor, de cabeza, el SII y otros, lo que a su vez nos dice que, este tipo de afecciones puede ser tratado confiablemente con medicamentos cannábicos.

Tenemos un estudio publicado en The Journal of Pain realizado en 2008, donde se tomó un grupo de pacientes con fibromialgia, los cuales fueron expuestos a un estudio doble ciego y controlado con placebo, donde se les administro aleatoriamente un cannabinoide sintético llamado Nabilona, arrojando como resultado una mejoría bastante notable en síntomas relacionados con la enfermedad como el dolor.

Otro estudio del mismo año se centró en demostrar que el CBD podría aliviar las migrañas y la fibromialgia, lo que provocó la ejecución de un estudio en 2009 donde los investigadores concluyeron que el Cannabidiol podía disminuir el dolor neuropático.

Un poco más adelante específicamente en 2014, la fundación nacional del dolor o NPF, por sus siglas en inglés, en conjunto con el Informe Nacional del Dolor o NPR, efectuaron un estudio basado en encuestas realizadas por internet a 1.300 pacientes con fibromialgia, de los cuales el 70% nunca había probado cannabis; en este estudio demostraron que el cannabis es más efectivo en el tratamiento de los síntomas de la FM que los propios medicamentos convencionales, los cuales son tres que están aprobados por la FDA y sus nombres son: Duloxetina, Pregabalina y Milnacipran.

Un estudio del 2019, al que llamaron “Safety and Efficacy of Medical Cannabis in Fibromyalgia” conto con 367 pacientes con fibromialgia, el objetivo de los investigadores era establecer si los componentes del cannabis eran realmente eficientes para el alivio del dolor en la enfermedad, así como también si estos compuestos podrían causar algunos efectos secundarios.

Teniendo en cuenta que, los pacientes fueron medidos en cuanto a la intensidad de su dolor, obteniendo un resultado de 9 puntos, en una escala del 0 al 10, donde 0 es nada y 10 es muy intenso, a los pacientes se les administro cannabis por 6 meses, al finalizar el estudio, la media en el puntaje del dolor que se recogió fue de 5 puntos, siendo esto un resultado bastante emocionante para los investigadores, así también obtuvieron que más del 80 % de los pacientes, dijeron no haber notado efectos secundarios durante la mejoría de su enfermedad.

Un último estudio realizado el mismo año, consto de 20 pacientes con dolor crónico por fibromialgia para probar en una investigación de doble ciego, 4 tipos de tratamientos con CBD y THC en diferentes concentraciones, todos de forma inhalada, esto mostró como resultado que los pacientes que consumieron CBD y THC en concentraciones prácticamente igual, tuvieron una disminución del dolor del 30% tras la primera inhalada, en comparación a los del placebo.

El síntoma más relevante y el CBD

En la fibromialgia como en toda enfermedad, existe un síntoma más relevante que los otros, no por la importancia de este sino por la afectación que provoca en el paciente, en este caso hablamos del dolor, que por su intensidad y tiempo de duración se podría llamar dolor crónico, este síntoma debería ser el enfoque principal en el tratamiento de la FM, ya que el dolor provoca un conjunto de complicaciones y efectos perjudiciales para la calidad de vida de la persona.

El dolor musculoesquelético generalizado conforma el síntoma más relevante de la FM, en ocasiones puede intensificarse en zonas como el cuello y en los hombros, tomando estas zonas como un punto de partida para esparcirse por el resto del cuerpo, es allí cuando el CBD sale reluciente con sus beneficio analgésico, ya que se ha demostrado en numerosos estudios expuestos con anterioridad, que los compuestos cannabinoides resultan altamente efectivos en el alivio del dolor, esto se explica más a fondo en nuestro artículo titulado “El CBD mejora los dolores crónicos”.

Sin embargo, hay estudios que han demostrado el alivio del dolor en la fibromialgia por parte del THC o también en medicamentos conformados por el CBD y el THC en similares concentraciones, ambos compuestos poseen un efecto analgésico, pero actúan con distintos receptores para lograrlo; el CBD es un buen analgésico, pero en combinación con el THC podría intensificar el beneficio.

¿De qué otra forma afecta la fibromialgia y como puede ayudar el CBD?

Como se mencionó anteriormente, el dolor producido por la fibromialgia, puede ocasionar a su vez alteraciones del sueño, psicológicos, como la depresión, el estrés, nerviosismo entre otros.

De manera que, el CBD podría ayudar al tratamiento de estos síntomas de los síntomas, siendo una excelente opción para la conciliación del sueño debido a su efecto relajante, mejorando notoriamente el día a día del paciente, así como la progresión positiva de la enfermedad, esto es respaldado por lo dicho en “The Health Effects of Cannabis and Cannabinoids: The Current State of Evidence and Recommendations for Research” en 2017:

“Hay pruebas moderadas que demuestran que los medicamentos con cannabinoides, principalmente los nabiximoles, son un tratamiento efectivo para mejorar los resultados del sueño a corto plazo en personas con trastornos para dormir asociados con el síndrome de apnea obstructiva del sueño, fibromialgia, dolor crónico y esclerosis múltiple”.

El estrés también es un causante de daño en la calidad de vida del paciente, el cual es muy bien tratado con cannabinoides como se especifica en el artículo de “Como quitar el estrés con CBD” de nuestro blog.

Otros de los síntomas en la fibromialgia pueden ser, la rigidez muscular por las mañanas, el dolor articulas, la fatiga, problemas de intestino y vejiga y la depresión y mal humor, todos estos tratados de alguna manera con compuestos cannabinoides y demostrado por la ciencia en diversos estudios, como por ejemplo el realizado en España, el cual demostró la efectividad de los cannabinoides en pacientes con fibromialgia, sobre síntomas como, el dolor, la rigidez, la mejoría del insomnio, en la relación y una mayor sensación de bienestar.

 

Uso correcto de CBD para tratar la fibromialgia

El uso del CBD normalmente suele ser vía sublingual en gotitas de aceite rico en este compuesto, por donde se absorbe de manera rápida y eficiente, sin embargo, también puede utilizarse en cremas tópicas para tratar el dolor localizado, lo cual se ha demostrado que tiene una eficacia de casi el 100%.

Hay estudios donde se ha administrado CBD y THC vía inhalatoria, obteniendo resultados bastante notables, sin embargo, lo recomendable sería las dos primeras opciones nombradas con anterioridad.

Es importante que conozcas bien los efectos de los cannabinoides y cuál es el ideal para el tratamiento de tu dolencia, en el caso de la fibromialgia, como hemos podido notar, tanto el THC como el CBD, son clave en la reducción de los síntomas, por lo que es muy recomendable la utilización de medicamentos conformados por ambos cannabinoides en una relación 1:1, para lograr los efectos deseados.

La dosificación de este medicamento va a depender bastante del nivel en que se encuentre tu enfermedad, sin embargo, en etapas graves es recomendable comenzar con una dosis fuerte e ir aumentando hasta encontrar los resultados deseados, en tal caso de ser principiante, lo recomendable seria comenzar con una dosis pequeña, pudiendo ser esta de 25mg por una semana, hasta adaptarse al medicamento y luego ir aumentando como lo indica el método de escalonamiento.

Es sumamente importante recomendar la asistencia a un médico especialista, para que sea este quien indique el tratamiento con los cannabinoides, ajuste la dosis, evalué efectos secundarios, y considere la integración de esta medida terapéutica natural en el tratamiento convencional.

 

Fuente: HispaCBD

Share this post

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart