En EE.UU se publica una guía fiscal para la industria de la marijuana

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) publicó el jueves una guía actualizada sobre la política fiscal para la industria de la marihuana, que incluye instrucciones sobre cómo las empresas de cannabis que no tienen acceso a cuentas bancarias pueden pagar sus facturas fiscales con grandes cantidades de efectivo.

Debido a que la marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal, la industria se ve privada en gran medida de los beneficios fiscales que se otorgan a los operadores en otros mercados, pero aún tiene la obligación de pagar impuestos y reportar correctamente las transacciones, dijo el IRS.

“Un componente clave en la promoción del más alto grado de cumplimiento voluntario por parte de los contribuyentes es ayudarlos a comprender y cumplir con sus responsabilidades tributarias y, al mismo tiempo, hacer cumplir la ley con integridad y justicia para todos”, afirma el nuevo memorando. “Los negocios que trafican con marihuana en contravención de la ley federal o estatal están sujetos a las limitaciones” del código del IRS.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) publicó el jueves una guía actualizada sobre la política fiscal para la industria de la marihuana, que incluye instrucciones sobre cómo las empresas de cannabis que no tienen acceso a cuentas bancarias pueden pagar sus facturas fiscales con grandes cantidades de efectivo.

Debido a que la marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal, la industria se ve privada en gran medida de los beneficios fiscales que se otorgan a los operadores en otros mercados, pero aún tiene la obligación de pagar impuestos y reportar correctamente las transacciones, dijo el IRS.

“Un componente clave en la promoción del más alto grado de cumplimiento voluntario por parte de los contribuyentes es ayudarlos a comprender y cumplir con sus responsabilidades tributarias y, al mismo tiempo, hacer cumplir la ley con integridad y justicia para todos”, afirma el nuevo memorando. “Los negocios que trafican con marihuana en contravención de la ley federal o estatal están sujetos a las limitaciones” del código del IRS.

Esta actualización parece responder a un informe de vigilancia interno del Departamento del Tesoro que se publicó en abril. El inspector general de administración tributaria del departamento había criticado al IRS por no asesorar adecuadamente a los contribuyentes de la industria de la marihuana sobre el cumplimiento de las leyes tributarias federales. Y ordenó a la agencia que “desarrolle y publique guías específicas para la industria de la marihuana”.

La nueva guía cubre brevemente las reglas para la presentación de informes de ingresos, las opciones de pago en efectivo, la estimación de los pagos de impuestos y el mantenimiento de registros financieros.

En un documento adjunto de Preguntas Frecuentes, el IRS explica cómo los fallos judiciales han aclarado que las empresas deben pagar impuestos incluso si venden productos considerados ilegales según la ley estatal o federal. También explica que las empresas de marihuana son elegibles para planes de pago si no pueden pagar sus impuestos en su totalidad. Además, establece que las operaciones de cannabis están sujetas a las mismas sanciones que cualquier otro negocio que surja durante una auditoría de ingresos.

Un tema de especial interés para el mercado de la marihuana se refiere a los beneficios fiscales. Un código del IRS conocido como 280E “no permite todas las deducciones o créditos por cualquier monto pagado o incurrido para llevar a cabo cualquier negocio comercial que consista en el tráfico ilegal de una sustancia controlada de Lista I o II dentro del significado de la Ley Federal de Sustancias Controladas”.

“La Sección 280E, sin embargo, no prohíbe a un participante en la industria de la marihuana reducir sus ingresos brutos por el costo de bienes vendidos calculado correctamente para determinar su ingreso bruto”, dijo el IRS, y agregó que “los contribuyentes que venden marihuana pueden reducir sus ingresos brutos por el costo de adquirir o producir la marihuana que venden, y esos costos dependerán de la naturaleza del negocio”.

“En consecuencia, un dispensario de marihuana no puede deducir, por ejemplo, gastos de publicidad o venta. Sin embargo, puede reducir sus ingresos brutos por el costo de los bienes vendidos, según se calcula de conformidad con la sección 471 del Código de Rentas Interna”, dijo.

En otras palabras, si bien las empresas de cannabis no son elegibles para la mayoría de las deducciones tradicionales, pueden calcular el costo de los productos y obtener alguna desgravación fiscal.

Pero a la espera de un cambio en el estatus legal federal de la marihuana, o cambios estatutarios con respecto a agencia, la industria del cannabis seguirá estando en desventaja. Eso cambiaría si el Congreso aprobara un proyecto de ley de legalización de la marihuana como el que la Cámara va a votar a finales de este mes.

Share this post

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart