Francia distribuirá cannabis medicinal gratis y lanzará un experimento en el 2021

El gobierno francés publicó esta semana un decreto largamente esperado que detalla cómo se llevará a cabo un experimento de cannabis medicinal limitado.

También se confirmó que hasta 3.000 pacientes podrán participar en el experimento.

Las empresas participantes deberán suministrar los productos de cannabis medicinal a los pacientes de forma gratuita y los productos deberán cumplir con las normas farmacéuticas, incluidas las Buenas Prácticas de Fabricación.

Ahora se espera que las primeras recetas ocurran en marzo de 2021.

El experimento tendrá una duración limitada: dos años a partir de la primera receta o el 31 de marzo de 2021, lo que ocurra primero.

El decreto también determinó que el Ministerio de Salud y Solidaridad es responsable de la ejecución del proyecto.

El ministro, con la opinión del director general de la Agencia Francesa para la Seguridad de los Medicamentos y Productos Sanitarios (ANSM), decidirá:

  • Las características, composición, forma farmacéutica y especificaciones técnicas de los productos médicos a base de cannabis.
  • La lista de condiciones para las cuales los médicos podrán recetar marihuana medicinal dentro del experimento.
  • Los procedimientos específicos para la importación, almacenamiento, distribución y control del cannabis.

Nicolas Authier, profesor universitario y presidente del comité científico de la ANSM sobre cannabis medicinal, dijo a Marijuana Business Daily que en los próximos días se propondrá “una invitación a licitar para la selección de productos a base de cannabis”.

Dado que el cultivo de cannabis con alto contenido de THC sigue siendo ilegal en Francia, Authier cree que los proveedores “probablemente serán extranjeros … en colaboración con laboratorios farmacéuticos establecidos en Francia y autorizados para narcóticos”.

“Cinco meses más de trabajo antes de las primeras recetas”, agregó, “pero Francia ahora está oficialmente comprometida con el acceso al cannabis medicinal”.

La ANSM será la encargada de implementar un registro de pacientes que será actualizado, con el consentimiento de los pacientes, por médicos y farmacias.

El registro servirá para varios propósitos relacionados con la farmacovigilancia.

Como es habitual en Europa, el cannabis medicinal se prescribirá solo como último recurso.

Los médicos y las farmacias deberán realizar un programa de formación obligatorio, pero su participación en el ensayo será voluntaria.

El presupuesto necesario para que las autoridades puedan llevar a cabo el experimento aún debe ser aprobado por el parlamento francés.

Share this post

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart